BIENVENIDOS

Bienvenidos a todos a éste blog acerca del Patrimonio Industrial de Averly.

Mi objetivo al crear éste blog es únicamente acercar a todos los que querais leerme a conocer mejor éste pequeña isla dentro de la urbe de Zaragoza conocida como “Fundición Averly”.

Seguramente muchos de vosotros habéis oído hablar acerca de la fabrica de fundición Averly ubicada en Paseo María Agustín, y la polémica en torno a ella que desde hace unos años está apareciendo en los diferentes medios de comunicación, y es que el 70% del conjunto puede que sea próximamente demolido para permitir la construcción de más de 200 viviendas en distintos bloques de hasta 18 plantas.

Daniel Pérez 06

Entrada desde Paseo María Agustín

Por tanto a lo largo de este blog y en los distintos posts lo que voy a tratar es que se conozca mejor esta Villa Factoría.

La ciudad se entiende como un complejo mecanismo creado por el hombre, donde todo está relacionado e interconectado y sólo conociendo la historia de nuestra ciudad, sus costumbres, su pasado cultural (literatura, música, fotografías, arquitectura, industria), las personas que la habitaron… podemos entender porqué es cómo es, la evolución de su trazado, su arquitectura y modelo urbanístico.

Para entender ésto podemos retroceder hasta La revolución industrial. Ésta revolución no fue un fenómeno que afectó por igual a todos los países, o a todas las regiones.

En el caso de Aragón, ésta tuvo una industrialización tardía y más lentamente si la comparamos con el resto de España, pues el valle del Ebro es una región marcadamente agraria.

Es por ello que La historia empresarial de la Fundición Averly (constituida en 1863 por Antonio Averly y trasladada hasta su actual ubicación en 1880) es parte importante de la memoria del pueblo Aragonés y muestra de su trayectoria industrial.

Por todo ello con éste blog se pretende poner en conocimiento de todos éste legado, y dar la oportunidad a generar un debate sobre la importancia de su permanencia o no, así como de si queremos preservar su valor patrimonial (abarcando tanto el Patrimonio Inmueble, mueble, documental e inmaterial).

Y de ésta forma teniendo pequeñas pinceladas de éste conjunto privado en la actualidad podamos preguntarnos nosotros mismos:

¿Que papel tuvo en el momento de su aparición? ¿Que pasará si es destruida, o que beneficios puede traer si se conserva y se convierte en un nuevo foco de actividad? ¿De que tipo de protección goza hoy en día? ¿Hay mas ejemplos en la actualidad que han podido recuperarse? ¿Sería sostenible económicamente su conservación? ¿Podría suponer una alternativa de atracción turístico cultural? ¿Como gestionar una propiedad privada como es Averly para un uso social?

Es decir, poder formarnos nosotros mismos una pequeña opinión, y de ésta forma sea cual fuere su destino, al menos Zaragoza no pierda pierda ésta villa factoría por ignorancia.

Porque nuestra ciudad es de todos los que la habitamos, y tenemos derecho a conocer su historia, y sentirnos partícipes y protagonistas de los cambios que se suceden en ella, a participar y debatir en los proyectos que la están configurando tal y como es, importantes como lo son tanto en el plano cultural como en el histórico.

Hacer el retrato de una ciudad es el trabajo de una vida y ninguna foto es suficiente, porque la ciudad está cambiando siempre. Todo lo que hay en la ciudad es parte de su historia: su cuerpo físico de ladrillo, piedra, acero, vidrio, madera, como su sangre vital de hombres y mujeres que viven y respiran. Las calles, los paisajes, la tragedia, la comedia, la pobreza, la riqueza.

Berenice Abbott

Anuncios