MEJORES AÑOS COMO DIRECTOR DE ANTONIO AVERLY

LOS TALLERES DE FUNDICIÓN DEL CAMPO SEPULCRO, DESDE 1880

Antonio Averly decidió trasladar sus talleres al extrarradio de Zaragoza, dentro del Campo Sepulcro, en el mismo solar que había ocupado la fundición y talleres de la “Juan Mercer y Cía”, (Paseo María Agustín) que para esas fechas ya se encontraba en proceso de extinción.
Estos terrenos eran inmediatos a la estación del ferrocarril de Madrid, y una zona que por entonces constituía uno de los sectores de expansión urbana y empezaba a albergar a una parte de la industria Zaragozana.

El traslado se produjo ampliando los antiguos talleres de Mercier, con mas volumen de edificación y mejor comunicación, aumentándose la capacidad productiva. Se llevaron a cabo obras de desmonte y construcción de las distintas naves para después construir la vivienda que ocupa la fachada principal. La nueva factoría figuró en la portada de los periódicos de la época.

Hacia 1881 la fundición Averly empleaba ya a 120 obreros. La importancia que adquieren estos talleres además de por estos datos se pueden medir por el eco social que tuvieron. Como anécdota contar que en 1882 coincidiendo con las fechas de inauguración del ferrocarril de Canfranc y las celebraciones a que esta dio lugar, la fundición recibió la visita de los reyes Alfonso XII y María Cristina. para homenajearles se fundieron un par de bustos que hoy aun se conservan en los jardines de la casa.

Bustos de los Reyes Alfonso XII y Maria Cristina en los jardines de Averly

Bustos de los Reyes Alfonso XII y Maria Cristina en los jardines de Averly

La trayectoria ascendente de Averly le llevó en 1886 a abrir otros talleres de fundición en Bilbao: “Averly y Cía, Fundiciones y Construcción Mecánica del Nervión”, coincidiendo con el auge de altos hornos.

Desde 1880 y hasta principios del siglo los talleres acabaron de afianzarse totalmente y se llevaron a cabo los trabajos mas importantes de toda su historia, -veremos algunos de ellos en otras entradas- contando con varias secciones de trabajo como las de fundición de hierro y bronce, construcción de maquinaria de todas las clases y la de carpintería, locales todos ellos enclavados en una superficie de 18 mil metros cuadrados.

El personal aumentó considerablemente llegando en 1900 a contar con 200 obreros, además de ingenieros, delineantes, apoderado y cajero; aunque el personal técnico seguía siendo todavía de procedencia mayoritariamente francesa, poniendo de manifiesto la situación de retraso tecnológico imperante en nuestro país y la carencia de una infraestructura educativa en la formación de técnicos.

Antonio averly y el equipo de ingenieros de la fundición 1890

Antonio averly y el equipo de ingenieros de la fundición 1890

primer retrato plantilla averly

Primer retrato de la plantilla de Averly, en 1890, delante de la reja y el jardín, y antes de hacerse la residencia. Fotografia de: MARIANO CANDIAL / CARLOS BLÁZQUEZ

Trabajadores del departamento de Fundición y Construcciones de Máquinas

Trabajadores del departamento de Fundición y Construcciones de Máquinas, cuando Averly tenía ya más de 100 empleados, en 1901. Fotografia de: MARIANO CANDIAL / CARLOSBLÁZQUEZ

Es por ello que la trayectoria desarrollada por el ingeniero civil Antonio Averly puede servir de modelo del empresario emprendedor (que tanto escuchamos ahora) que vino a colonizar industrialmente nuestro país y que sin duda llenó un vacío que la débil clase burguesa local no ocupaba y cuyas causas han sido analizadas por los historiadores de la economía.

Tarjeta comercial de Antonio Averly, 1890

Tarjeta comercial de Antonio Averly, 1890

Ésta fue la etapa de la fábrica de mayor expansión nacional sin duda. Etapa bajo la direccion de Antonio Averly, para luego dar paso a sus hijos a partir de 1903, tras su partida de nuevo a Lyon.

Antonio Averly participó y fue reconocido en exposiciones nacionales e internacionales, participando en el desarroyo de proyectos completos y construcción de maquinarias para industrias como harineras, fábricas de papel y ladrillos, molinos, centrales eléctricas, elevaciones de agua, sierras de mármoles, prensas para discos de vinilo, raíles para tranvías, turbinas hidráulicas, fabricación de farolas, bancos, fuentes y demás mobiliario urbano.
Se constituye así, como la primera empresa aragonesa de su género y, para ciertas especialidades, como una de las más destacadas de España.

“El verdadero progreso es el que pone la tecnología al alcance de todos”. Henry Ford

Bibliografía

– La industrialización en Aragón, Francisco Javier Jiménez Zorzo
– Especialización flexible y empresa familiar: la Fundición Averly de Zaragoza (1863-1930) de: AGUSTÍN SANCHO SORA Universidad de Zaragoza
http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/aragon/averly-patrimonio-vivo-zaragoza-industrial_846345.html

Anuncios

OTROS SOCIOS ANTES DE CONTAR CON HORNOS PROPIOS

El problema que en sus inicios tubo Antonio Averly en Zaragoza, fue que no disponía de fundición propia y debía echar mano de otras empresas, es por ello que durante mas de 10 años los talleres de Averly dependieron de diversas casas de fundición del País Vasco, Cataluña y del extranjero.
Sin embargo Antonio Averly declaró que el año 1878 fue cuando adquirió desarrollo su industria. Es en estos años cuando se asocia a otros empresarios, alguno de ellos con fundición propia en Zaragoza.

“MERCER Y CIA” 1876-1880

Fue en 1875 cuando se constituyó en Zaragoza la sociedad “Juan Mercier y Cía”, con el fin de dedicarse durante 6 años a la fundición de todo tipo de piezas metálicas: columnas, tubos, balcones, rejas…

La nueva sociedad, no implicaba la disolución de los talleres de Averly (cada socio era libre de hacer fundir sus piezas donde le conveniese).
Ésta fábrica se situó en la Ronda del Campo Sepulcro, en la misma zona donde Averly se instalará en 1880 de forma definitiva.

AVERLY, MONTAUT, BARDEY Y CÍA

Averly constituyó en 1876 otra sociedad industrial “Averly, Montaut, Bardey y Cía” con el objeto de construir maquinaria de molinería, fábricas de harinas, etc. Cuyos almacenes se ubicaron en la C/ de la Torre 23, hoy en ruinas.

Pequeño cartel de maquinaria para molienda AVERLY MONTAUT Y GARCIA. Medidas:28 x 22 cm

Pequeño cartel de maquinaria para molienda AVERLY MONTAUT Y GARCIA. Medidas:28 x 22 cm

Características técnicas en el reverso del cartel. Medidas:28 x 22 cm

Características técnicas en el reverso del cartel. Medidas:28 x 22 cm

Junto a estas dos empresas, el negocio de los talleres de la C/ San Miguel se desarrolló de forma bastante próspera.

Fue en 1879 cuando Antonio Averly decidió trasladar sus talleres al extrarradio de Zaragoza, dentro del Campo Sepulcro, en el mismo solar que había ocupado la fundición y talleres de la “Juan Mercer y Cia”.
Este lugar era idóneo para el desarrollo de la fábrica ya que había acequias próximas para la producción de energía hidráulica y estaba muy cerca la estación de ferrocarril de Campo Sepulcro. El traslado permitió la modernización tecnológica de las instalaciones, el crecimiento de la empresa y la concentración de todos los procesos de producción, pues ahora sí contaban con hornos propios.
Y ahora si se abre la fundición Averly dónde hoy la conocemos, e iremos conociéndola mas en las siguientes entradas a este foro.

“Todo lo que hay de bueno en nuestra civilización es resultado del comercio, el clima, el suelo, la situación geográfica, la industria, la inventiva, el descubrimiento, el arte y la ciencia.”
Robert Ingersoll

Bibliografía
– La industrialización en Aragón, Francisco Javier Jiménez Zorzo
http://aritmodeboogie.blogspot.com.es/2014/07/averly-una-joya-del-patrimonio_13.html

¿QUEMADO PARTE DEL ARCHIVO HISTÓRICO DE AVERLY?

Éste nuevo post es consecuencia de una noticia que ha sido publicada en prensa en las últimas semanas.
Para entender mejor, la repercusión de lo acontecido primero debemos conocer la situación en que se encuentra a día de hoy la Fundición Averly en cuanto a su catalogación.
Voy a explicarlo a continuación brevemente para hacerlo de forma más extensa y pormenorizada en futuras entradas a este blog.

CATALOGACIÓN DE LA FÁBRICA

De los 8961 m2 que tiene Averly, el 68% han sido adquiridos por la constructora Brial, con el objeto de construir viviendas en los mismos, el 32 % restante; 2.651 m2 están protegidos por el Gobierno de Aragón por su valor patrimonial.
El 18 de noviembre de 2013 el Boletín oficial de Aragón publicó la “ORDEN de 28 de noviembre de 2013, del Departamento de Educación, Universidad, Cultura y Deporte, por la que se declara la Factoría Averly, sita en el paseo María Agustín, 59, de Zaragoza (Zaragoza), como Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés.

En esta Orden en su ANEXO I se alude a los Bienes Inmuebles que forman parte del Bien Catalogado, en su ANEXO II a los Bienes muebles que forman parte del Bien y en el ANEXO III al Archivo documental de la Factoría Averly, S.A. que se protege como parte del Bien Catalogado del patrimonio cultural aragonés. Para ver toda la Orden completa, enlace aquí: http://www.boa.aragon.es/cgi-bin/EBOA/BRSCGI?CMD=VEROBJ&MLKOB=767345562323

Es en el archivo documental (desglosado en dicho ANEXO III), donde han ocurrido los incidentes.

QUEMA DE ARCHIVO HISTÓRICO DE AVERLY

Los bomberos de Zaragoza acudieron el pasado sábado 13 diciembre de 2014 a la antigua fundición Averly, alertados por humo procedente de la quema de “unos documentos contables confidenciales”.
Como ya se ha mencionado el 32% de la superficie está protegida por el Gobierno de Aragón por su valor patrimonial: La portada principal, la vivienda y el jardín, el edificio de oficinas, el Taller de Ajuste, la red de dependencias subterráneas y la de transporte interno, maquinaria y el Archivo Documental de Averly son algunas de las zonas y elementos declarados Bien Catalogado del Patrimonio Cultural Aragonés.
Sin embargo a fecha del 13 de diciembre Cristina Hauke (consejera de Averly y miembro de la familia propietaria) aseguró que los documentos que se quemaron no estaban protegidos y se referían a la contabilidad de la sociedad, que hacían relación a trabajadores, producción, compra y venta de mercadería. Por lo visto se está llevando a cabo retirada del material de las zonas no catalogadas.

Quema de documentos en la nave de fundición de la antigua factoría. Foto de: aragondigital.es

Quema de documentos en la nave de fundición de la antigua factoría. Foto de: aragondigital.es

Carmen Hauke, La propietaria en precario de Averly y que reside en la casa de esta histórica fundición y tía de Cristina Hauke, no estaba al corriente de que se iba a proceder dicha quema.
Véase el enlace:
http://www.aragondigital.es/noticia.asp?notid=127254
Hace menos de una semana, el pasado 31 de enero los medios han vuelto a hacer eco de la noticia, ya que se han llevado a cabo acciones legales por la quema de éstos documentos. Puedes verlo en el siguiente enlace:
http://www.aragondigital.es/noticia.asp?notid=128854
En él, se recuerda que el archivo de la empresa desde su creación hasta el año 1990, forma parte del Bien Catalogado según se recoge en el Anexo III de la Orden de protección de Averly.
La policía y el gobierno de Aragón confirmaron que Averly destruyó en una hoguera realizada con la connivencia de Brial parte de dicho archivo histórico catalogado.
el gobierno de Aragón denunció los hechos ante la fiscalía y los puso en conocimiento del tribunal superior de justicia de Aragón
Por otra parte, Apudepa (Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés) denunció este gravísimo atentado al patrimonio aragonés y estudia las medidas jurídicas a adoptar.
Cómo vemos siguen habiendo incongruencias respecto a varias de las partes implicadas…veremos que medidas se toman o como se suceden los acontecimientos.

 Ya que sin archivo, no hay memoria,
un país sin memoria es igual que un individuo con alzheimer,
no sabe de donde viene ni a donde va
(AMGP)

Otros links relacionados con la noticia:

http://www.aragondigital.es/noticia.asp?notid=127266&secid=4#.VI33U9pdqZh.twitter

http://apudepa.blogia.com/2015/020102-hoguera-con-documentacion-protegida-de-la-fabrica-averly.php

http://apudepa.blogia.com/2014/121503-gran-quema-de-documentos-en-el-interior-de-averly.php

http://apudepa.blogia.com/2013/122101-b.o.a-18-de-diciembre-del-2013-averly-partida-en-dos.php

Otras fotos: Obras Averly y fábrica:
http://campaners.com/php/cat_fotos_fonedor.php?numer=28

LOS TRANSPORTES, ESENCIALES EN EL CRECIMIENTO INDUSTRIAL

No puede dejar de mencionarse el papel tan esencial que cumplían los diversos medios de transporte y comunicación en la vida de industrias de éste tipo.

ferrocarril

En España, como es sabido, la instalación de la red ferroviaria produjo un efecto de “arrastre” de otros sectores económicos, y principalmente la industria como es el caso de los talleres de Antonio Averly, facilitando su localización y surgimiento en ciertas zonas del país que hasta entonces se hallaban limitadas en su desarrollo y aisladas geográficamente por la carencia de adecuados y eficaces medios de transporte.
Fabricas como la que representa Averly sólo pueden entenderse desde esa perspectiva, y sin la llegada del ferrocarril no se hubiese producido su desarrollo de manera tan satisfactoria cómo lo hizo.

Si la S.M.A (Sociedad Maquinista Aragonesa), se desenvolvió en un medio sin dotación alguna de infraestructura ferroviaria como ya mencione en un post anterior, los talleres Averly sin embargo contaron, desde su fundación, con la posibilidad de beneficiarse de la recién estrenada red ferroviaria (entre 1861 y 1864), red que será la base de la expansión en sus negocios, pues mantenía comunicada la ciudad de Zaragoza con los principales núcleos industriales del país, como Cataluña y País Vasco
Así, desde 1861, Zaragoza verá llegar sucesivamente varias líneas ferroviarias desde dichas zonas industriales y extenderse luego a diversas Comarcas Aragonesas.

Como resultado de todo esto Zaragoza llegó a contar con cinco estaciones: Delicias (Caminreal), Norte (Arrabal), M.Z.A. (Santo Sepulcro), Utrillas y Cariñena, sobre las que se articuló la malla ferroviaria.

Ésto implicará un aumento del volumen productivo industrial y un acrecentamiento notable del radio de acción comercial de la fábrica a todas las provincias Españolas. En 1870 incluso se llegaron a grandes cantidades, como dato decir que llegaban a Zaragoza desde Barcelona, unos 50 mil Kg anuales de mercancías metálicas.
Pero no fue solo importante el ferrocarril, también la vía marítima tuvo un importante papel, principalmente desde el puerto de Marsella hasta los de Barcelona, Valencia y Alicante, ya fuese en barcos de vapor o en navíos veleros, necesitando estos últimos, quince días en realizar el trayecto.

Reparando locomotoras en los talleres de Zaragoza ” Campo Sepulcro” años sesenta.

Reparando locomotoras en los talleres de Zaragoza ” Campo Sepulcro” años sesenta.

También se empleó aunque de un modo mucho más escaso el uso en 1867 de la vía fluvial como medio de transporte.
Existe documentación que cita éste medio cuando se refiere al flete de dos barcos en el río Ebro, que sirvieron para hacer llegar algunos de los materiales necesarios en la construcción del puente metálico de Tortosa, cuyo ingeniero, Cornelio de Berque, era colaborador y corresponsal de Averly en el núcleo industrial de Barcelona

La ciudad no es una suma de piedras, sino una suma de individuos”

Philippe Starck

Bibliografía